Turismo i... Agricultura

Artículo de opinión con el objetivo que nuestros compañeros menorquines y visitantes activos de la web ayuden a crear opinión.

  • Carlos

    Buen artículo y mejor esfuerzo por la reflexión en voz alta. Desgraciadamente vivimos en una sociedad infantilizada, malcriada, ególatra y fácilmente manipulable, que ha sucumbido al efecto escaparate sin fondo, donde lo importante es lo que muestro y/o enseño, aunque después esté todo vacío de contenido.

    El sector agropecuario lo aguanta todo, cualquiera puede ser agricultor y/o ganadero, no se exige ninguna formación básica y, desde la aparición de la PAC y sus ayudas, hoteles, aeropuertos y campos de golf se sumaron a la fiesta... Con estos mimbres... ¿Qué podía salir mal?

    Conceptos como ecologismo, sostenibilidad, economía circular y regeneración, son los cuatro jinetes de la apocalipsis que cabalgan sobre el sector, mientras la sociedad que los exige se compra un coche SUV (4x4) para llevar los niños al cole del barrio, a buscar el pan o ir a comprar al centro comercial el fin de semana, dejando de lado la inmensa huella de carbono que supone el comercio online, sobre todo por el alto porcentaje de pedidos devueltos, que obligan a mantener una flota de vehículos en constante movimiento para saciar un consumismo, que parece no es responsable de nada. A ver cómo hacemos para entender lo del consumo local y de proximidad, cuando la gente ya se ha acostumbrado a comer naranjas en agosto y uvas en abril.

    Afortunadamente para el sector, Bruselas ha creado los fondos NEW GENERATION, donde de una tajada van a solucionar dos graves problemas de esta nuestro sector: por un lado el dinero irá directamente a las empresas, sin pasar por los gobiernos de los países miembros (que ya se han dado cuenta que esto de la democracia está muy bien, pero luego votáis a cualquiera y nos da miedo lo que puedan hacer con el dinero que les damos), y por otro esas empresas asumirán el rol de modernizar y aplicar todas aquellas normas que el mercado demande, mediante un nuevo sistema feudal, donde las empresas y sus técnicos, marcaran las normas de producción a seguir, y cada agricultor deberá buscar señor feudal, perdón... empresa y/o holding que le acoja, proteja y cuide para poder seguir existiendo. Espero que lo del "derecho de pernada" y similares no lo "regeneren" también.
    Carlos Zaragoza Dalmau
    07.07.2021

    08/07/2021 13:24
  • A. Alles

    Esta mañana he leído tu artículo. Tus reflexiones son muy interesantes. El día que nos veamos las comentamos, aunque indirectamente ya hemos hecho un "aperitivo" de ellas. La frase que dices y refleja, a mi entender, la situación actual es: " Ahora me da la impresión de que se busca que la agricultura sea ya directamente la guinda del turismo de élite". La agricultura en Menorca, como ha sucedido siempre, tiene problemas crónicos. Por otro lado, es una isla que reúne unas condiciones muy valoradas por el turismo adinerado. La combinación de ambas da como resultado la situación actual, la venta de fincas. Triste final para tanta conservación.
    Antonio Allés de Olives
    12.07.2021

    12/07/2021 10:14

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*